31 julio, 2010

Especial Pixar: La factoria digital de sueños


Empezamos este pequeño especial, en honor a la recién estrenada “Toy Story 3” y a ese maravilloso estudio creador de películas digitales llamado Pixar Animation Studios

Este fin de semana pasado los redactores de Mundo Kawaii fuimos al cine para despedir por útlima vez (según comentan en Pixar) a Woody y sus amigos. Como ya nos tienen acostumbrados, han creado otra de sus maravillosas obras maestras del cine digital, despidiendo afectivamente la saga que les dio la fama.


Mientras veía la película me vinieron recuerdos de años atrás, cuando tenía apenas diez años recien cumplidos. No solo por lo que cuenta la propia historia de Toy Story (la del niño que disfruta con sus juguetes pero que, cuando se hace mayor, los deja “de lado” para hacer otras cosas), sino también lo que en su día supuso el poder ver por primera vez una película integramente digital. Toda una revolución en el mundo cinéfilo y, personalmente, que me generase esta pasión que tengo sobre lo relacionado con el diseño digital y el mundo virtual. Pero... ¿cuál es su historia?


Comienzos de algo grande

Hoy en día conocemos Pixar como la creadora de grandes películas digitales, entrañables y de un imparable éxito en todo el mundo. Cualquier persona asocia a “luxo” a ellos cuando lo ve, pero no fueron así desde el principio.


Se fundó originalmente en 1979 como una división de Lucasfilm, denominada “The Graphics Group”, cuando se contrató al doctor Ed Catmull del Instituto de Tecnología de Nueva York. En esa época se trabajaba en una película experimental llamada “The Works” que nunca sería estrenada.

Al poco tiempo, esa división se independizó de Lucasfilm y trabajó en “Motion Doctor” que sería un programa diseñado para facilitar la vida de los animadores tradicionales, para trabajar con el ordenador sin apenas experiencia. Este “Motion Doctor” sería el precursor de “RenderMan”, tecnología de desarrollo 3D propiedad de Pixar y que actualmente usan para sus películas.


Aunque el estudio estaba independizado de Lucasfilm, siguieron trabajando con ellos, especialmente con su departamento de efectos especiales llamado “Industrial Light & Magic” (conocidos hoy en día por ser también creadores de la mayoría de los efectos especiales y animaciones 3D del cine)

Y el señor de Apple llegó

“The Graphics Group” obtuvo grandes desarrollos tecnológicos y algún que otro éxito comercial hasta que en 1986, el actual CEO de Apple, Steve Jobs, compró al grupo e invirtió en capital de la compañía, con la nada despreciable cifra de 5 millones de dólares, aprovechando las pérdidas económicas paulatinas desde 1983 de Lucasfilm, justo desde el estreno de Star Wars: Episode VI, Return of de Jedi.


En un principio Pixar solo desarrollaba programas gráficos para agencias estatales y para la comunidad médica, hasta que en 1991 Pixar y Disney unen fuerzas. Ambos estipulan un contrato para la creación de dos largometrajes: de aquí nacerían Toy Story y Bichos. Hasta entonces, Pixar también se había dedicado a hacer sus pinitos en el mundo del cortometraje digital (Tin Toy fue uno de los primeros, y que además recibió algún que otro premio). Tras los respectivos éxitos de esas dos primeras películas se volvió a firmar otro contrato con la ampliación a cinco películas más.



"Toy Story" fue dirigida por John Lasseter, antiguo trabajador y animador de Walt Disney y que hoy en día es una de las principales insignias de Pixar. Fue un éxito rotundo tanto en taquilla (360 millones de dólares recaudados) como en premios, al conseguir el Oscar especial a la primera película de la historia en ser animada por ordenador.


Y Disney también llegó

Tras varias grandes producciones como Bichos, Toy Story 2, Monstruos, Inc., y Buscando a Nemo, Pixar y los estudios Disney rompen relaciones en 2004, para que dos años mas tarde, en 2006, la propia Disney adquiere Pixar por 7400 millones de dólares, pero cediendo esa nueva división del estudio a los directores creativos de Pixar. Steve Jobs, el principal propietario de Pixar, se convierte a su vez en el mayor accionista de Disney.


Dicha relación establece que (desde 2007) Disney corra a cargo de los gastos de distribución de las películas y su propia mención en ellas, mientras que Pixar se hace cargo de la producción del filme y conserva sus propios derechos. En caso de que la fusión falle, todos los derechos de los personajes pasan a ser propiedad de Disney.


Toda esa cosecha de éxitos, compras, idas y venidas de empresas y demás han hecho que Pixar se convierta en una de las empresas mas fructíferas del mundo. Su emplazamiento en Emeryville, California, ha visto su recompensa en 2500 millones de dólares recaudados en todo el mundo (sin incluir Toy Story 3), 16 premios Oscar y un gran renombre en todo el público.


Hablar de Pixar es hablar de volver a soñar cuando uno es pequeño, de volver a imaginar historias increibles, de enternecernos en cada fotograma digitalizado que vemos y en definitiva, de ver unas películas espectaculares y preciosas de una grandísima calidad.


En el proximos posts haremos repasos de las peliculas y cortometrajes que componen la filmografía de este portentoso estudio de animación.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

que yo sepa esto no es kawaii !!!
no me gusto para nada!! buuuuuuuuuu

Sniper Delacroix dijo...

Vaya, ya lo sentimos de verdad... como en todos los blogs, hay contenidos que gustaran mas o menos...
Como sabeis, seguimos trabajando para ofreceros cosas de todo tipo...
Sigue con nosotros y descubriras cosas chulas que te gusten, ya veras
Saludetes!!!!